Un buen diseño UX es:

1. Descifrable
2. Claro
3. Confiable
4. Familiar
5. Deleitante

1. Cuando decimos que un buen diseño es descifrable:

La mente tiene una limitada cantidad de recursos cognitivos cada día, además, suele estar en muchas partes a la vez y distraerse fácilmente, por tanto un buen diseño debe ser fácil de descifrar, de modo que el usuario al ver la pantalla pueda entender en pocos segundos de que se trata, sin tener que leer la sección de ayuda o recibir explicación de alguien más.

Para esto es recomendable aplicar entre otras virtudes: títulos y frases cortas redactadas estratégicamente, que puedan leerse con solo pasar la vista; categorizar la información, utilizar iconografía estratégica para dar claridad a un texto y buen manejo de imágenes que ayuden a transmitir el mensaje más claramente.

Otra buena práctica muy usual en Apps exitosas, es añadir una introducción interactiva que explique brevemente las funciones principales de la herramienta o el contenido en la pantalla, cuidando de ser sumamente breve para no dificultar el descifrado que la mente debe hacer parar captar el mensaje o intenciones de la interfaz.

2. Un buen diseño es Claro

Cuando un usuario esta frente a una interfaz, regularmente espera encontrar algo, por tanto es muy importante que la interfaz sea muy clara y evite esconder o dificultar información que es básica para tomar una decisión, por ejemplo, es usual que cuando una persona quiere vender algo por Facebook diga “precio por inbox” dificultando el proceso de decisión del usuario, en este caso se supone que si pones el precio, te contactará quien tenga el presupuesto, por tanto te dará usuarios – clientes de mayor calidad.

3. Un buen diseño es Confiable

La confianza es esencial en toda relación, también en la relación usuario-tecnología, por tanto, es importante que el cliente sienta confianza de lo que ofrece la interfaz y que esta lo guíe claramente y sin trucos a la tarea que desea realizar; por eso es importante incluir instrucciones, explicaciones y confirmaciones claras para lograr la confianza del usuario.

También el modelo de negocio debe ser confiable, como por ejemplo Uber, que se ha consolidado rápidamente en el gusto de los usuarios por la confiabilidad en que maneja los datos, no solo del usuario, sino del contenido mismo ya que brinda al usuario los datos del chofer, matrícula y tarifas que le dan confiabilidad a la operación.

4. Un buen diseño es Familiar

Un diseño demasiado sofisticado y fancy se verá increíble en Dribble (escaparate de portafolios de diseñadores), pero si la gente no da clic en el botón de comprar, es un diseño con problemas, algunas veces el diseño pudiera ser tan sofisticado que se salga del modelo de interacción habitual del usuario y obstaculizar con esto las conversiones y tareas.

Una recomendación es utilizar los componentes nativos de los OS para simular que la herramienta en cuestión esta vinculada de algún modo al dispositivo del usuario, reduciendo con esto la curva de aprendizaje y agilizando la interacción con la herramienta, por tanto, un diseño que resulte familiar, es un buen diseño.

5. Deleitable

El diseño debe brindar una expriencia deleitable, para esto, aplican todos los puntos anteriores y se añaden otros como la simplicidad de uso y los pequeños detalles como animaciones o gamification que causan sonrisas o simpatía, también la ágil respuesta de la tecnología es vital ya que el tiempo es siempre un factor de experiencia de uso.

Un diseño deleitable hace que el usuario que olvide que esta usando un producto y sienta que esta realizando una tarea o actividad que forma parte de su vida.

 

Artículo escrito por:

Mariana Barreto
Gerente Comercial en Staff Digital, Agencia de Diseño y Marketing Digital en Lima, Perú.